Instituto de Psicología

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider
Facebook
Rss

Boris Cyrulnik: Resiliencia fuera del cliché.

Por estos días, es bastante usual encontrarnos con la palabra “resiliencia” en imágenes, fotomontajes, y hasta en tatuajes; la palabra se ha vuelto muy popular en la cultura de internet, y más aún cuando hablamos de dificultades. Pero hoy, justamente, venimos a hablar de un personaje lleno de sabiduría que ha definido (de manera muy útil para las Ciencias Humanas) la palabra, o más bien, el concepto de Resiliencia.

Boris Cyrulnik, Médico Neuropsiquiatra, Psicoanalista, Psicólogo, Etólogo francés, es nuestro invitado de honor para el mes de abril en el instituto de psicología. Considerado como el padre de la Resiliencia y el pionero de su incorporación en las escuelas latinoamericanas de Psicología,  es Presidente y fundador de la Asociación Francesa de Investigación en Etología Clínica y Antropológica -AFRECA-, del centro hospitalario de Toulón, miembro de la Comisión del Ministerio de Investigación en psiquiatría y experto para la OMS en Bruselas y París, asesor de UNICEF y fundador y director del Instituto Petite Enfance en Francia, donde ofrece una formación a profesionales que se ocupan de la infancia. Su carrera ha estado unida a una de nuestras maestras e investigadores más notables, como lo es la profesora María Eugenia Villalobos, quien en 2003 fue invitada de honor del profesor Cyrulnik en el Coloquio Internacional sobre Resiliencia en la Universidad de Nancy, donde la profesora presentó dos ponencias, relacionadas con sus investigaciones en Univalle: ¿es posible considerar en los sujetos autistas posibilidades de actuación resiliente? y Resiliencia en niños en situación de abandono.  Otras colaboraciones notables de estos dos grandes profesionales son en el año 2001, cuando el profesor Cyrulnik vino a Colombia al Seminario Internacional Resiliencia: Desvictimizar a la víctima, ofrecido por el Centro Internacional de Investigación Clínico Psicológica, -CEIC- Institución de la cual la profesora Villalobos fue miembro fundador; el profesor Cyrulnik  en conjunto con los miembros de CEIC ofrecieron una serie de conferencias alrededor de  La resiliencia y los procesos de desvictimización. Estas colaboraciones, junto con otras conversaciones profesionales sobre el concepto de Resiliencia, nos permiten entender la importancia de los aportes teóricos y científicos que tanto el profesor Cyrulnik, como la Profesora Villalobos, han creado para la infancia,  una conceptualización que brinda oportunidades para crear experiencias que engalanen la vida sin disimulo de las oscuridades y sin renunciar a la esperanza, esencial para entender a la primera infancia y sus dificultades, más aún en estos tiempos complejos para toda la humanidad, en que el coronavirus hace parte de nuestro entorno y ha provocado cambios en nuestros modo de vida y en nuestras relaciones.

Hablando puntualmente de la resiliencia, en 1996, Boris Cyrulnik como director del Centro de AFRECA, invitó por primera vez a nuestra profesora María Eugenia Villalobos a investigar conjuntamente con él y su equipo, propiciando que la profesora Villalobos diera lugar a su estudio sobre las Interacciones tempranas en bebés gemelos y al pensamiento sin palabra en niños politraumatizados. Estudio que le permitió afirmar que la vida psíquica y por tanto la subjetividad surgen de la conjunción de lo biológico y lo cultural. Así, da cuenta de cómo el niño no solo reacciona a las propuestas de otro, sino que él con su comportamiento e incipientes iniciativas también se constituye en el punto de partida para orientar las respuestas de un otro. En ese momento de la investigación, en Toulón, el profesor Cyrulnik le comenta a la profesora, sobre sus observaciones en poblaciones de niños en situación de orfelinatos y de cómo las obras de Anna Freud y Spitz, que contaban las historias de niños que había perdido a sus padres durante la guerra, habían surgido con grandes fortalezas en su vida adulta, lo cual lo llevaba a pensar:  el maltrato es una historia, no es una fatalidad; afirmación que cobraba gran sentido en las investigaciones que la profesora Villalobos realizaba con niños en situación de calle y de abandono.

 En lo que respecta al concepto de Resiliencia (en el campo de la literatura), Cyrulnik nos ofrece una inmensa obra, traducida a varios idiomas; Entre los traducidos al español tenemos: Morirse de vergüenza: El miedo a la mirada del otro, Los patitos feos, El encantamiento del mundo, El murmullo de los fantasmas, Del gesto a la palabra, El amor que nos cura, Bajo el signo del vínculo, De cuerpo y alma, Autobiografía de un espantapájaros, Me acuerdo, Los alimentos afectivos, Sálvate! la vida te espera,  Psicoterapia de Dios

La resiliencia, como concepto desde la observación, el método científico y la enseñanza, es mucho más que sólo anteponerse a los traumas o a las dificultades de la vida misma; en palabras de la profesora Villalobos, Boris Cyrulnik es un maestro de las Humanidades y es considerado por muchos, como uno de los precursores más importantes del cuidado de la infancia, no sólo por su prodigiosa carrera, sino por toda su trayectoria, que respalda su palabra como conocedor de la causa: proveer entornos seguros, donde el amor y el buen trato sea uno de los aspectos fundantes del devenir ciudadano.